Loading...
Salud

Pseudoterapias, cómo no morir por ellas

Son peligrosas las terapias alternativas
Inicio » Salud » Pseudoterapias, cómo no morir por ellas

Estas últimas semanas, y meses, se está creando, o al menos se intenta, en crear alarma social con las llamadas pseudoterapias o  terapias pseudocientíficas; así que al no ver tampoco ningún artículo en la Red que diese pautas a seguir para no morir por ellas, he decidido hacerlo y publicarlo aquí, en bioelementa.com, las pseoudoterapias en orden alfabético, las encontrareis al final del articulo.

Confieso que en mis más de 20 años en el sector del wellness, muchas de estas terapias no me suenan de nada, otras como la dianética, forman parte de la cienciología y no la consideraría una terapia ni similar, también se incluyen la PNL, el psicoanálisis y otras técnicas usadas por psicólogos,  por lo que me gustaría saber la opinión de este colectivo sobre que los pongan en la misma saca, o lo que es peor, quién gana con esta lista, pero esto es material para otro articulo, sigamos.

¿Qué son las pseudoterapias?

Las llamadas pseudoterapias son llamadas así por la escasa o nula evidencia científica, al menos hoy en día. Es importante decir que a Max Plack, padre de la física cuántica, hace poco más de un siglo no le hacía caso nadie cuando hablaba de mecánica cuántica, el tiempo-espacio, etc, de acuerdo que no esta a la altura la comparación, pero lo que hoy nos parece imposible por no ser mesurable, mañana puede serlo, así que no descartemos que en una década o dos, alguien consiga medir la energía universal del reiki, por ejemplo.

¿Las pseudoterapias matan?

Dicho esto ¿Las pseudoterapias o terapias alternativas matan? La respuesta es que no, y se que esta respuesta parece parcial y mal intencionada; voy a explicarme:

Pongamos por ejemplo la denostada homeopatía, según se dice, no es más que agua y azúcar junto algunos excipientes. Ni el agua ni el azúcar nos mataran, es un dato objetivo, otra cosa es lo que el profesional de la homeopatía recomiende a su cliente, cayendo en buena o mala praxis, pero por si misma la homeopatía no mata a nadie.

Por otro lado, en un informe del 2016 del hospital Johns Hopkins ya indicaba que la tercera causa de mortandad en los EE.UU eran los errores médicos, en 2014 Peter Gøtzsche, profesor de medicina y farmacología clínica de la universidad de Copenhague y director y profesor del Nordic Cochrane Center ya indicó que la mala praxis y el exceso de la administración de fármacos en USA se cifraba en 200.000, llegando a los 197.000 en Europa según el farmacólogo español Joan Ramón Laporte.

Estos datos deberían de llevar a la reflexión, pero no parece interesar demasiado. Sigamos.

Cómo saber si se esta ante un buen profesional

Lo primero es usar el sentido común, no voy a entrar en los chistes fáciles, razonar un poco ante lo que te dice el profesional es de más ayuda que todas las guías que se puedan escribir.

¿Qué quiero decir? Lo ilustraré con un ejemplo de una situación que como profesional me he encuentro una docena de veces al año:

Un cliente llama a mi puerta y me explica que lleva más de 10 años (puedes poner cifras más altas) con una dolencia, que lo ha probado todo y que se pasa por mi consulta para que le “solucione tal cosa”, algunas personas incluso usan el término “curar”.

Ese pensamiento es bastante erróneo, y cualquier profesional con algo de ética y amor por la profesión debería de informar a esta persona que ni solucionamos ni curamos, y menos aún en tiempo récord; eso no implica que no funcione, sino que los terapeutas “no curamos ni diagnosticamos”, es la ley y la semántica es importante. También es de cajón, si se me permite la expresión, que, si alguien tiene un dolor crónico, por ejemplo, no se va a solucionar en una visita, ni en dos.

10 pistas para saber si estas ante un buen profesional

Sal corriendo si

  • Si tu terapeuta te asegura que su terapia es una panacea, sal de la consulta. Las panaceas no existen.
  • Si te indican que eres el culpable de tu dolencia, plantéate si necesitas que te digan algo así, bastante tienes con lo tuyo.
  • Ningún terapeuta, NINGUNO, debería de diagnosticarte, ni un resfriado. Puede darte su opinión, por supuesto, pero no están facultados para emitir un diagnostico de salud, hasta la fecha, ninguno de nosotros tiene la capacidad de hacer una tomografía con las manos, por ejemplo.
  • Si te dice que dejes la medicación, sal corriendo de ahí. Solo un insensato/a dejaría la medicación, incluso si te va a recomendar algo que pueda provocar interacción, es mejor que te busque una alternativa que no interaccione con tu medicación.
  • Cuando te asegura que en una sesión o dos te resolverá la salud, si no hablamos de prevención, es muy difícil que pueda cumplir su palabra.

Quédate en la consulta si

  • Lo normal es que un profesional te pida el diagnostico de tu doctor, y de los especialistas, si los tienes.
  • Según tu dolencia, es fácil que el terapeuta te recomiende ir al médico y te hagan alguna prueba diagnóstica, sí, aunque no lo parezca, es lo habitual. No es que sea un mal terapeuta, si no un profesional responsable que quiere darte el mejor servicio, como decía, no te harán una radiografía con las manos.
  • Antes de recomendarte un preparado, por ejemplo, te da la lista de los ingredientes para que la consultes con tu medico y consultar las posibles interacciones.
  • Te explica en que se basa su terapia y hasta donde abarcara, como decía, no existen panaceas.
  • Si te manda a casa porque no puede tratarte y te recomienda que sigas con tu tratamiento médico, es un profesional coherente con los limites de la profesión. Probablemente deberías de tenerle en cuenta para otra ocasión.

Estos consejos parecen muy obvios, pero os aseguro que en mi trayectoria profesional me he encontrado con todos los casos de la lista, incluso alguno más que no vale la pena mencionar por ridículo.

Estos consejos también son para mis compañeros de profesión, la ética en nuestro sector es vital en estos días de alarma. De nada sirve criticar en petit comité las actitudes de algunos compañeros/as si no seguimos las pautas mas sencillas para ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes.

Como decía, una terapia natural no te va a matar por si misma, te matara la mala praxis del profesional; por eso solo hay tan pocas muertes en realidad, la mayoría de los profesionales, independiente de su especialidad, suelen ser profesionales responsables.

Legislación necesaria

Puedes comulgar, o no, con sus teorías y/o filosofías, pero no te mataran estas terapias.

Alguien se imagina que en la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la resolución de su 56 Asamblea Mundial en 2003, instó a los Estados miembros a integrar las medicinas tradicionales, entre ellas la homeopatía, si los riesgos de mortandad fuesen objeto real de alarma social.

Lo que se necesita es una regulación sobre las diferentes terapias y sus profesionales, cómo hay en diferentes países de la UE, como Alemania. Estoy de acuerdo que una persona que va a un centro cívico a hacer un seminario sobre masaje, no la convierte en masajista, por ejemplo.

Es este vacío legal el que esta matando a pacientes y clientes en realidad, si permitimos que cualquier charlatán, uno entre charlatanes diría alguno, puedan alquilar un despacho y pasar consulta tan alegremente, sin la formación necesaria, seguiremos leyendo noticias trágicas sobre personas que han fallecido por culpa de la mala praxis de un mal llamado profesional.

Dicho todo esto, siempre condenare al desalmado/a que le dice a un paciente de cáncer que deje su tratamiento, por ejemplo ¿en qué cabeza cabe semejante barbaridad?

Un ejemplo en lo personal

Cuando mi madre padeció su cáncer de mama, jamás se me paso por la cabeza decirle que hiciese semejante cosa, sin contar que lo más probable es que me diese una sonora bofetada. Como profesional, lo que hice fue acompañarle, darle unas recomendaciones para sobrellevar mejor los efectos secundarios, y por supuesto, hablé con el oncólogo para averiguar que podía interferir en el tratamiento y que no.

Por raro que parezca, si un paciente habla con el medico sobre que quiere llevar a cabo tal o cual tratamiento de manera complementaria, es muy probable que no ponga impedimentos y de una pauta de que hacer y que no.

Ni todos los médicos son el demonio, ni todos los terapeutas somos ángeles; como decía al inicio, sentido común por favor.

En resumen

Hay más muertes por errores médicos, pero eso no implica que la medicina sea el último recurso, de la misma manera que unas bolitas de homeopatía no te matarán, lo hará los consejos de un mal profesional. Sigue las pautas que te indico, son de sentido común, y no pondrás tu vida en riesgo.

Necesitamos una legislación que proteja al cliente, y al profesional, no cuesta dinero señores políticos, solo voluntad.

Y por último, necesitamos que los profesionales del sector seamos coherentes, rechacemos los malos profesionales y los denunciemos a través de asociaciones, federaciones, etc, si queremos ganarnos el respeto de la sociedad.

Que un profesional trabaje con energías, ángeles o bolitas de azúcar no significa que sea un descerebrado, seamos profesionales.

Lista de pseudoterapias

Según la APETP, estas son las  terapias pseudocientíficas:

A-F
  • Acupuntura
  • Angeloterapia
  • Apiterapia
  • Aromaterapia
  • Ayunoterapia
  • Ayurveda
  • Biomagnetismo, terapia biomágnética o terapia del par biomagnético
  • BioNeuroEmoción, psicobiodescodificación o biodescodificación
  • Biopuntura
  • Brainspotting
  • Cirugía psiquica
  • Comunicación facilitata
  • Constelaciones familiares
  • Craneo-sacral o Biodinámica
  • Cristaloterapia
  • Cromoterapia
  • Cupping o terapia de las ventosas
  • Dianética
  • Dieta alcalina
  • Dieta macrobiótica
  • EMDR (Desensibilización por medio de movimientos oculares)
  • Flores de Bach
H-O
  • Helioterapia o fototerapia (no confundir con la terapia real con su mismo nombre)
  • Hidroterapia de colon, hidratación colónica o hidrocolonterapia
  • Hipnoterapia o terapia hipnótica.
  • Homeopatía
  • Iriodología, iriología o iridiología
  • Iriogenética
  • Johrei
  • Medicina antroposófica
  • Medicina biológica u Homotoxicología
  • Medicina holística
  • Método Dorn
  • Microinmunoterapia
  • MMS o suplemento mineral milagroso
  • Moxibuxtión o terapia con artemisa.
  • Naturopatía
  • Nueva Medicina Germánica
  • Odontología biológica y neurofocal
  • Oligoterapia
  • Orinoterapia
  • Osteopatía (actualmente bajo revisión)
  • Ozonoterapia
P-S
  • Péndulo hebreo
  • Programación neurolinguística, PNL o NLP
  • Psicoanálisis
  • Psicología positiva
  • Psicología transpersonal
  • Psicomagia
  • Quiropráctica o quiropraxia
  • Reflexología, terapia zonal o acupresión (incluye a la reflexología podal, reflexología palmar, auriculomedicina, etc)
  • Reiki
  • Reinformación celular
  • Renacimiento o rebirthing
  • Sanación enteogénica
  • Sanación por arquetipos
  • Sanación cuántica
  • Sanación pránica
  • Shiatsu
  • Sonoterapia
  • Suero de anguila
T
  • Talasoterapia
  • Técnica de liberación emocional (EFT)
  • Técnica metamórfica
  • Terapia bioenergética, terapia energética o análisis bioenergético
  • Terapia de vidas pasadas
  • Terapia Gerson o dieta Gerson
  • Terapia Gestalt o Terapia humanista
  • Terapia neural
  • Terapia ortomolecular, medicina ortomolecular, nutrición ortomolecular o terapia de las megavitaminas
  • Terapia orgónica o vegetoterapia caráctero-analítica
  • Terapia quelante
  • Terapia radiónica
  • Terapias láser
  • Thetahealing
  • Toque terapéutico
Pseudoterapias, cómo no morir por ellas
4.5 (90%) 14 votes
Sumario
Pseudoterapias, cómo no morir por ellas
Nombre del articulo
Pseudoterapias, cómo no morir por ellas
Descripción
Explicamos que son las llamadas terapias pseudocientíficas, sus riesgos y como saber si el profesional que tienes delante es un irresponsable.
Autor
Editor
Bioelementa
Logo del Editor